De regreso de Figueres, donde se están conmemorando las últimas Cortés Republicanas en suelo Español, quisiera decirles cuanto siento no poder estar con Uds. en el Ateneo de Madrid.

Los eventos que van a recordar, fueron de los momentos más trágicos de la historia de España; se desarrollaron delante de la casi total indiferencia del llamado mundo democrático que por su inacción o, peor, por su voluntaria supuesta pasividad, abrió mas grande aun la brecha a la barbarie nazi y fascista.

Alicante bombardeada por los Italianos, tomada por los fascistas, donde se agruparon decenas de miles de refugiados indefensos, donde murieron miles de personas inocentes, merece una conmemoración muy particular, al más alto nivel estatal.

Muy cordialmente,

Carmen Negrín

Anuncios