Respetados socios de la Comisión Cívica para la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante: Sin duda una de las peores tragedias de la Guerra Civil fué la acción cruel y completamente innecesaria de un punto de vista militar de prohibir la embarcación de miles de refugiados republicanos al fin de marzo del año 1939. No había la menor duda de la victoria del General Franco, y no había una pizca de peligro de acción violenta por parte de la gente esperando sencillamente una oportunidad de rehacer sus vidas en otro país.

Hay un dicho en inglés: “La verdad les hará libres”. Solamente por el reconocimiento abierto de la verdad de los hechos pueden las personas llegar a reconciliación y equilibrio emocional. Muchos conservadores se quejan de que la búsqueda de la verdad en años recientes sea un obstáculo a la convivencia. A lo contrario, es porque la libre discusión no fue posible durante 40 años, y que ha costado 30 años más para tener confianza en la permanencia de una socieded con libertades, que hay tanta inquietud y tanta emoción ahora.

Creo que su proyecto del monumento en el puerto, y su demanda para la anulación de los juicios y sentencias militares de la represión pos-guerra, son dignos del apoyo de todas las personas que valoran la verdad como base de un futuro mejor. Un saludo muy cordial.

Gabriel Jackson

 

Anuncios