Moción presentada en el Ayuntamiento de Alicante por el grupo municipal de Esquerra Unida del País Valencià y apoyada por el Grupo municipal del Partit Socialista del País Valencià – PSOE.

Intervino en su defensa Oscar Llopis por parte de la Comisión Cívica de Alicante por Recuperación de la Memoria Histórica. 

Tuvo que ser retirada por la presentación irregular de una enmienda del grupo municipal de UPyD que desvirtuaba la propuesta.

Texto de la moción  presentada:

ACUERDOS

PRIMERO – El Ayuntamiento de Alicante se suma a los actos programados durante 2014 por la Comisión Cívica de Alicante para la Recuperación de la Memoria Histórica para conmemorar el 75 aniversario de la tragedia que supuso el final de la guerra civil y de la II República en la ciudad de Alicante, en su Puerto y en el Campo de los Almendros.

SEGUNDO – El Ayuntamiento de Alicante declara el año 2014 “Año de la Memoria” y a Alicante “Ciudad de la Memoria”, comprometiéndose a acelerar las gestiones y a participar activamente en:

1. La erección de un monumento en el Puerto de Alicante, consistente en una escultura de Eusebio Sempere, en homenaje a los miles de republicanos que a finales de marzo de 1939 tuvieron que marchar al exilio, del que muchos no regresaron.

2. La instalación de un “Memorial del Campo de los Almendros”, en recuerdo y homenaje a los miles de republicanos que no pudieron salir de Alicante y que fueron recluidos, en su mayoría, en este lugar, aunque otros lo fueron en otras dependencias de la ciudad, y que después sufrirían la dura represión franquista.

3. La señalización de las fosas comunes del cementerio de Alicante en las que descansan los restos de la mayoría de los republicanos fusilados por la dictadura franquista.

4. La culminación durante el primer semestre del año 2014 de los trabajos del grupo de trabajo de calles para que, en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, sea eliminado del callejero de la ciudad cualquier rastro del régimen franquista o de quienes protagonizaron la dictadura franquista, evitando la permanencia en ellas de los nombres de personas que se distinguieron por su apoyo a las ideas totalitarias fascistas y por su odio a la democracia.

5. Recuperar y señalizar adecuadamente y con rigor histórico aquellos lugares que recuerdan la tragedia de la guerra, como los refugios antiaéreos, y la memoria de los republicanos víctimas del franquismo.

Anuncios