Las catas arqueológicas que se iniciaron el pasado enero como paso previo a la construcción del nuevo Mercado Central de la ciudad en el mismo lugar que el actual y en pleno casco histórico junto al ayuntamiento han sacado a la luz la entrada a un antiguo refugio de la Guerra Civil.

La alcaldesa de Elche, la popular Mercedes Alonso, ha destacado la importancia de esta hallazgo para la historia de la ciudad y como reclamo turístico en pleno centro debido a su buen estado de conservación, al igual que ocurre en otras ciudades como Cartagena.

Además del refugio, se han encontrado los restos de un edificio de grandes dimensiones de la época árabe.

La alcaldesa ha señalado que se debe esperar a que finalicen las catas, iniciadas el pasado enero y que se prolongarán durante cuatro meses, y a los posteriores informes de los técnicos de la Conselleria antes de tomar una decisión sobre la posibilidad de conciliar la construcción del nuevo mercado con la conservación de los restos, que se encuentran junto al actual mercado.

Aún así ha dejado claro que la historia de la ciudad está por encima de todo, y se “priorizará” la puesta en valor de estos restos arqueológicos por encima del nuevo mercado.

“Esto no se va a tapar y digan lo que digan los técnicos en cuanto a su protección e importancia, se mantendrá el refugio para ponerlo en valor, adecuarlo para ser visitado e, incluso, la posibilidad de poner en marcha exposiciones en él”, ha afirmado.

Sobre la posibilidad de que no pudiera hacerse el nuevo mercado y optar por la rehabilitación, la popular ha señalado que al tratarse de un proyecto financiado con fondos privados, es difícil que una empresa la llevara a cabo sin la construcción de un aparcamiento, además de tratarse de una reivindicación de los placeros.

“Debemos esperar y cuando llegue el momento estudiar todas las fórmulas posibles”, ha apuntado antes de añadir que “nadie defiende más que nosotros la historia de la ciudad”.

En este sentido, ha afirmado que los restos ya se habían visto en obras anteriores, como en la construcción de una de las pasarelas que cruza el río junto al ayuntamiento, razón por la que tapió una parte de este túnel de alrededor de 200 metros y una profundidad de cuatro plantas, “y nadie dijo nada”.

“Los anteriores equipos de gobierno lo sabían y no lo pusieron en valor, no sabemos el porqué”, ha comentado la alcaldesa.

“La gente mayor sabía que existía”, ha asegurado Alonso, quien además recordado que existe otro refugio en el subsuelo del paseo Germanías, que ya se visitó durante el mandato del alcalde socialista Diego Maciá, y que tampoco se puso en valor.

Ver en La Vanguardia

Ver en ABC

 

Anuncios