Teófilo Alcorisa detenido por la Guardia Civil  en 1947 en Las Higueruelas, una aldea de Santa Cruz de Moya, en Cuenca y posteriormente trasladado a Valencia  para ser asesinado en esa ciudad. El Ayuntamiento que preside Rita Barberá no permite que los familiares puedan exhumar el cuerpo ya localizado de la fosa común del Cementerio Municipal de Valencia. La familia será represantada por el bufete de Baltasar Garzón a través de la mediación de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Valencia.

El asesinato fue cometido por represalia, el hijo de Teófilo, Pedro Alcoriza que ahora tiene 93 años, estaba luchando en la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón (AGLA), maquis activos en la Serranía de Cuenca.

Ver Noticias

teof2-633x474

Anuncios