Un nutrido grupo de amigos y excamaradas de Enrique Cerdán Tato acudieron ayer al homenaje póstumo que sus compañeros de la Comisión Cívica para la Recuperación de la Memoria Histórica le tributaron en el Centro Municipal de las Artes, donde se exhibe la exposición «Cien artistas solidarios». En el transcurso del entrañable homenaje, los amigos del escritor, fallecido recientemente, entregaron a su familia un retrato obra del pintor José Pascual Azorín, amigo de Cerdán Tato y miembro de la comisión.

Ver Noticia en INFORMACION

Anuncios