La desaparición forzosa supone la violación de múltiples derechos humanos. Incluye tortura, asesinato y ocultación del cadáver. España es el segundo país del mundo en número de desaparecidos cuyos restos no han sido recuperados ni identificados, tras Camboya.

Ver en 20minutos

Anuncios